El gobierno corporativo de las empresas familiares cotizadas

Hace unos días se presentó el III Informe Banca March – IE Business School sobre la Empresa Familiar Cotizada. En los dos informes anteriores se ponía de relieve la importancia de la empresa familiar en los mercados bursátiles y la existencia de un “family Premium”, esto es, la mayor rentabilidad de la empresa familiar cotizada respecto al resto; pero también se apuntaban algunos riesgos asociados al control familiar que podían dañar la imagen de la empresa y en última instancia afectar a su valor. El carácter familiar de la empresa suele conllevar un mayor compromiso con el proyecto empresarial y una visión a largo plazo; pero también comporta el riesgo de nepotismo o de la primacía del control sobre la consecución de la creación de valor en beneficio de todos los accionistas.

El III Informe Banca March IE Business School surge precisamente del convencimiento de que esos riesgos pueden mitigarse con la mejora de las estructuras de gobierno corporativo. Por otra parte, es obvio que las empresas familiares cotizadas no pueden permanecer al margen de la creciente exigencia en materia de gobierno corporativo, impuesta tanto por el mercado como por el marco legal y los códigos de buenas prácticas de cumplimiento voluntario.

El citado Informe, dirigido por la Profesora Cristina Cruz,

– Aborda la situación del gobierno corporativo de las Empresas Familiares mediante el análisis cuantitativo del grado de cumplimiento de las recomendaciones de buen gobierno (funcionamiento y composición de los consejos de administración, liderazgo ético, políticas de retribución, transparencia y derechos de los accionistas minoritarios) y su comparación con las empresas no familiares. Este análisis se lleva a cabo sobre una muestra de más de un millar de empresas, de las cuales algo más de una cuarta parte son familiares, cotizadas en siete mercados, durante el período 2008-2013

– En segundo lugar, se analiza cómo influyen, positiva o negativamente, ciertas características de la empresa familiar como su tamaño, longevidad, presencia o no del fundador o el porcentaje de control familiar, sobre el gobierno corporativo.

– Y, por último, se analiza la relación entre el grado de cumplimiento de las recomendaciones de buen gobierno corporativo la rentabilidad.

Quizá la conclusión más importante del Informe sea precisamente que la adopción de buenas prácticas de gobierno corporativo conduce a una mayor rentabilidad. Es decir, las empresas familiares o con presencia del fundador cotizadas son más rentables que el resto (“family Premium”); y aquellas que además cuentan con una buena estructura de gobierno corporativo son más rentables aún. No obstante, el Informe contiene datos muy reveladores sobre como algunas recomendaciones de buen gobierno corporativo operan de forma distinta en las empresas familiares y no familiares, lo que nos sugiere que a la hora de adopción de dichas prácticas no debemos perder de vista la idiosincrasia de las empresas familiares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s